Vinos Cristina Calvache

En cada botella un pedazo de alma espera a ser liberada, cargada de la esencia más pura del viñedo.

Vanguardia y tradición, el equilibrio de nuestra bodega familiar situada en Alboloduy, municipio de la Alpujarra Almeriense. Viñedos que se encuentran a una altitud media de 1.100 metros sobre el nivel del mar. La altura confiere a nuestros vinos un carácter muy especial. Gracias a las características del terreno, el clima y la viticultura respetuosa con el medioambiente. Sin usar pesticidas ni herbicidas, sólo abono orgánico.

Una historia basada en la materia prima que se extrae de nuestra tierra, que aunado a un cuidadoso proceso de trabajo y al esfuerzo que conlleva cada una de las etapas, nos da como resultado un producto que despierta el alma.

El esfuerzo y la pasión que la enóloga Cristina Calvache ha depositado en su viñedo de altura, junto a una intervención mínima en bodega ha liberado el alma de la tierra y la ha hecho volar.

“Una mañana luminosa, la vid me habló. Era una voz débil
arrastrada por el viento. Sonaba apagada, como si me hablará
desde lo profundo de la tierra; y así era.
Un susurro apremiante y con una voz que me recordó el
sonido de la brisa en las hojas, un susurro que anhelaba que la liberase,
pues ardía en deseos de volar.
No sabría cómo explicarlo pero logré cortar las ataduras de su prisión.
Se materializó ante mí, el ánima pura de
la tierra, bella y etérea. Escuché otra vez su voz, esta vez
clara y fuerte; como las raíces cavando en lo profundo.
La escuché en mi interior, agradecida me regalaba
su fruto; una parte de ella dijo.
Y voló, fundiéndose con el viento.”

Nuestro equipo

Alberto L. Valdelvira

CEO

“Nuestra marca tiene valor poético, relacionado con el carácter altamente sensitivo del vino.”

Cristina Calvache

Enóloga

“Asociamos el vino a la mujer, a la matriarca que con esmero da lo mejor de si.”

Paula Valdelvira

Directora comercial y de comunicación

“El puente entre lo viejo y lo nuevo”

Cristobal Guzmán

Bodeguero y responsable del campo

“Nuestro orgullo, nuestra tierra que tras cuidarla con celo nos regala su alma”

×